Publicidad

2 de julio de 2021

Chambistas dan cabezazos a la ubre a tres años del triunfo de AMLO

𝐑𝐄𝐓𝐑𝐎𝐕𝐈𝐒𝐎𝐑

Por Gaby Camacho

Chambistas dan cabezasos a la ubre a tres años del triunfo de AMLO
Hace 3 años para millones de mexicanos el triunfo de Andrés Manuel López Obrador como nuevo presidente de la república con un proyecto político de izquierda fue motivo de festejo; para otros, la pesadilla inició y desde entonces por parte de éstos últimos el golpeteo ha sido incesante. Uno de los grandes problemas para la 4T es que en la puesta en marcha le perdonaron o incorporaron en los puestos a cartuchos quemados del antiguo régimen, mismos que ahora literalmente dan cabezazos a la ubre y en Colima estos casos no son la excepción.

Ahí está la propia delegación estatal de la Secretaría de Gobernación, una instancia que se supone tiene como encomienda cuidar la política interna del gobierno en turno, pero es bien conocido que desde sus propias formas de comunicación interna se han permitido sendos posicionamientos, invitaciones reflexivas, manotazos y hasta lloriqueos, todos en contra del gobierno que precisamente los mantiene en circulación.

Previo a la reciente elección del pasado mes de junio donde en Colima se jugaron todos los cargos de elección popular, en esas formas de comunicación interna creadas por la propia delegación estatal de la Secretaría de Gobernación, se permitían este tipo de posicionamientos contrarios, irónicamente al propio gobierno. La razón es simple, sus convicciones e intereses políticos laten en otro partido que los formaron, que los impulsaron y en donde crearon lazos muy sólidos. Estar en la 4T es chambismo, simple oportunismo.

La oposición es comprensible y no sólo válida sino necesaria en todo sistema político, económico o social porque ahí es donde radica la diversidad, la democracia, el derecho a disentir. No hay nada de extraño y menos de negativo en que éste o cualquier otro gobierno tengan opositores Desafortunadamente en este tipo de casos no se trata de una oposición sino de conductas chingativas, productos de pésimas decisiones como es en un sentido figurado, perdonarles la vida a los enemigos. Eso son y así se comportan